Shaiden Snape, sin piedad para su garganta

Ladrón Shaiden No era un guerrero samurái japonés del período Edo. Tampoco un monstruo de una película de “Godzilla”. Más bien, es el nombre de la guerra que se dio a sí misma una bella mujer alemana que, viviendo en el mundo del porno de las webcams de PornHub, saltó a la fama por sus impresionantes dotes de mamadas. Y es que Shaiden es un La profesora de sexo oral más despiadada, chupa la polla con el poder de una aspiradora Dyson y chupa la última gota mientras entrecierras los ojos.

Con tanto talento, la pusimos en el radar por razones más que obvias: apenas existen. Trague a las mujeres que tienen su medidor de garganta. Es decir, muchas putas pueden chupar una polla vulgarmente, pero pocas llegan hasta la campana. Ella sola puede asegurar que esos alegres ahegaos (carantoñas y gestos faciales que denotan satisfacción sexual) no se parecen a nadie más que sus gestos cuando llega al momento mágico. Por lo tanto, no se detiene hasta que su rostro se convierte en una combinación de baba y saliva.

Aparentemente, su derroche de virtuosismo es una cualidad innata con la que nació. Tiene una templanza casi inigualable para tragarse una polla de una pulgada hasta el final de su garganta. Y también para proyectar una mirada tan penetrante que traspase la pantalla. Su otro punto fuerte. Aquí es donde Shaiden gana enteros, Aniquilar esperma por esperma los testículos de sus víctimas masculinas. Se vuelve loca cuando el miembro entra en su boca.

Como era de esperar, tiene una salud excelente en el ranking de PornHub. Ocupando el puesto número 13 en la comunidad amateur, un territorio desde el que se enorgullece de su excelente dominio del “reflejo nauseoso” (ya sabes, controlando el arca). Por tanto, se escuchan voces que afirman que estamos ante un heredero de la mítica estrella del porno. Linda lovelace, protagonista de la película “Garganta profunda” (Garganta profunda, 1972).

Estamos seguros de que esta boca a dos aguas esconde más secretos en su interior. Que tras su mirada con ojos verdes profundos en el fondo hay una bestia entera para pulir. Es solo cuestión de tiempo antes de que nos deslumbre con sus otras partes de su anatomía.

.

Deja una respuesta